7 secretos para convertirte en un líder pedagógico exitoso

Autora: Jessica Chávez Olórtegui

Dalila LopezEntrevisté a Dalila López Salmorán, ella actualmente es responsable de la Dirección de innovación para la Mejora Escolar (DIME) de la Secretaría de Educación del estado de Nayarit, México. 

Dalila ha tenido diferentes experiencias, hace 25 años empezó implementando innovaciones educativas en zonas marginales. Luego, lideró proyectos en el Consejo nacional de fomento educativo (CONAFE), una entidad adscrita a la Secretaría de Educación de México, y a partir de ahí, forjó su trayectoria en el servicio educativo público como funcionaria. En cada institución tuvo una experiencia diferente que la enriqueció como líder cambio pedagógico.

A continuación, te presento 7 secretos para que puedas liderar con éxito cambios pedagógicos, basado en la experiencia de Dalila López:

1. Conoce la cultura de la organización que vas a liderar:

Todo líder de cambio pedagógico, debe conocer la cultura organizacional de la institución en la que se inserta, cada una posee su cultura particular, no podemos pretender que todo lo que nos funcionó en una determinada institución, nos va a garantizar el éxito en otra.

2.Desarrolla una relación horizontal con tu equipo:

Para lograr un cambio, es necesario que demuestres la competencia que exiges y que tengas la disposición para aprender del grupo que estás liderando. Involúcrate y participa en las actividades que realizan, ello te da la autoridad moral para liderar el cambio, sin ella, aunque tengas el conocimiento técnico, será difícil lograr el consenso humano para que el cambio sea posible.

Desde la experiencia de Dalila con el modelo de la Relación tutora, compartió un consejo que dio a un nuevo funcionario

Busca un maestro, un buen tutor y déjate dar tutorar por él, para tener el conocimiento profundo de lo que sucede en la institución que vas a liderar y la autoridad moral para empezar a trabajar con ellos” .

3. Involucra al equipo a construir el cambio:

Como líder, es necesario que tengas una propuesta para discusión. Analiza quiénes van a ser los actores claves, y hazlos partícipes de las primeras discusiones, luego invita a los que deseen participar en el proyecto de cambio, conformando un equipo de personas que sepan lo que quieren. Si en el camino surgen opositores, distingue el tipo de oposición, si es paradigmático, dialoga y acompaña, pero si es una oposición política o de elementos ajenos a los educativos, convéncelos, pero no con palabras, si no con el hecho mismo. Enfócate en los que tengan la disposición, ya que la mejor prueba de que el cambio si tiene efectividad será el resultado, y hará evidente lo que conviene, con el ejemplo podemos convencer. Cuando quieras convencer a una autoridad, muéstrale el logro del cambio de una manera concreta y que sea participativo, con el fin de enriquecer tu discurso.

4.Encuentra el equilibrio entre ser firme y flexible:

Partiendo del conocimiento de la cultura de la institución, expresa con claridad lo que buscas, ello te va permitir tener amplios márgenes de flexibilidad. Que sepan que eres flexible, escucha a tu equipo y si en el camino surge una acción diferente a lo que hubieras imaginado pero contribuye a lo que estás buscando, acógelo. A veces es necesario tomar riesgos para lograr resultados. Aprende que debes ser firme para que sepan lo que quieres, y ser flexible para dar apertura.

No hay una fórmula única, ya que depende de la organización, pero es fundamental que tengas claro lo que es negociable y no negociable,  por consiguiente, encontrarás el equilibrio entre ser firme y flexible.

5.Genera confianza en el equipo liderado:

Cuando encuentras el equilibrio entre ser firme y flexible, generas confianza en el grupo de personas que estás liderando, puesto que, su combinación acoge las opiniones, pero te mantiene firme en lo que buscas. Ten claridad y expresa lo que quieres lograr, si no tienes perspectivas claras, desorientas a tu equipo.

Ello se resume en algo que mencionó Dalila:

 “La escucha genera confianza, la consideración de eso que escuchas, genera empatía por el proyecto”

6.Ten un mentor:

Busca un mentor ideológico, de vida y liderazgo, con los que puedas enriquecerte en la función que te dedicas y buscas desarrollar. Dalila, compartió que de uno de sus mentores aprendió, la importancia de tener una maqueta mental respecto a lo que quieres conseguir, es decir, imagina que ese cambio que buscas ya está sucediendo, y a partir de ello, realiza un recorrido hacia atrás, buscando los factores que van a garantizar el logro y los obstáculos que podrías encontrar. Asimismo, dale importancia a las comunicación constante con los demás.

7.Desarrolla un optimismo realista:

El optimismo te va permitir generar tu autoeficacia y resiliencia, haz continuamente el ejercicio de valorar los pequeños logros, teniendo claridad y siendo constante en lo que quieres conseguir para seguir avanzando, por ende te sigas desarrollando a nivel personal y como líder.

Recomendaciones adicionales para los líderes: 

  1. Sé preciso en lo que quieres conseguir: Exprésalo al grupo que quieres liderar y ayúdales a entenderlo del modo más claro posible, si es a través de una experiencia mucho mejor. 
  2. Sé flexible en el camino para conseguir lo que quieres lograr: Escucha a los demás, pero recuerda estar atento a no desvirtuar el proyecto/cambio que se planteó desde un inicio.
  3. Ten claro que estás trabajando con seres humanos: Conoce su cultura, pero también ten en cuenta que cada persona que conforma el equipo es única, con sus propios estilos de pensar y sentir. No veamos al grupo que se está liderando, si no de una manera individual, a cada una de las personas que están dirigiendo.
  4. Adquiere experiencia: No una experiencia en años, si no, a las situaciones que se te presentan respecto a tu función.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *